Llevar la belleza al mundo no es solo una ocupación honorable, sino también placentera.